Destacado Internacionales 

El Grupo de Puebla abre su encuentro en la Ciudad de México

Martes 30 de Noviembre de 2021 06:20 hs

La cita girará en torno a la propuesta de un modelo de desarrollo solidario para América latina y se emitirán declaraciones sobre temas de la actualidad latinoamericana, como las elecciones en Chile y Honduras y la situación política en Venezuela, Cuba y Nicaragua.

El Grupo de Puebla se aprestaba a inaugurar esta noche en la Ciudad de México su séptimo encuentro, en el que trabajará en la propuesta de un modelo de desarrollo solidario y analizará la coyuntura de América latina, informaron dirigentes del foro.

Esta cumbre, la tercera presencial organizada por este espacio que cuenta con 54 líderes progresistas de 16 países, tendrá lugar en un hotel situado el corazón de la capital mexicana, situado sobre el majestuoso Paseo de la Reforma.

Un sol otoñal, ocultado a veces por el esmog, daba la bienvenida a los «poblanos» -como se autodenominan los miembros del grupo- que durante el día fueron llegando al lobby del icónico Fiesta Americana Reforma, que durante los años 70 y 80 acogió a artistas como José José, Luis Miguel y Juan Gabriel.

Atrás quedaba el bullicio de los transeúntes y el tránsito del centro histórico de la capital, con el dorado Ángel de la Independencia de fondo, y dentro los esperaba un elegante hall con lámparas de cristal, múltiples espejos y empleados de mantenimiento que instalaban la decoración navideña y el arbolito.

Entre los recién llegados al suelo mexicano figuraban al menos cuatro expresidentes: la brasileña Dilma Rousseff, el ecuatoriano Rafael Correa, el paraguayo Fernando Lugo y el colombiano Ernesto Samper.

En cambio, el exmandatario español José Luis Rodríguez Zapatero llegará recién el martes temprano, según dijeron a Télam fuentes cercanas al evento.

También desfilaron por los pasillos del hotel el excandidato presidencial chileno Marco Enríquez-Ominami, los excancilleres ecuatorianos Ricardo Patiño y Guillaume Long, y el exministro brasileño Aloizio Mercadante.

Entre ellos pululaban, además, a diferentes horas, periodistas de diversos países latinoamericanos que venían a retirar sus credenciales y preparar la cobertura.

Según los organizadores, más de 50 medios figuraban como acreditados para el encuentro, que iba a comenzar esta noche con un cóctel informal en un salón ubicado en el tercer piso del hotel, conocido como la Sala de Negocios, y a contar con la participación de más de 150 personalidades progresistas de 20 países.

El ambiente que reinaba era de ilusión con respecto al futuro regional, sobre todo tras la contundente victoria en las elecciones de Honduras de la candidata opositora de izquierda Xiomara Castro, esposa del expresidente y miembro del Grupo de Puebla Manuel Zelaya.

Pero también por el fuerte respaldo que el gobierno del presidente mexicano Andrés López Obrador dio a la cita, que contará con la presencia del canciller Marcelo Ebrard, el subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, el coordinador del Grupo Parlamentario del partido oficialista Morena, Mario Delgado, y el director del Instituto de Seguridad Social, Zoé Robledo, entre otros representantes mexicanos.

Muchos poblanos miraban este gesto político con buenos ojos y celebraban tanto el acercamiento del Ejecutivo mexicano al foro como su «abrazo» al sur del continente.

La jornada de este lunes estuvo marcada por una treintena de reuniones informales entre organizadores y asistentes para terminar de pulir los últimos preparativos, además de unas cuantas entrevistas dadas por los participantes a los medios presentes.

En un ambiente distendido, el brindis de esta noche pretende abrir esta cumbre, que comenzará oficialmente el martes las 9 (las 12 en la Argentina) con la inauguración del evento, de la que participarán también el presidente argentino, Alberto Fernández, y su par boliviano, Luis Arce, de manera remota, al igual que lo hará la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la mexicana Alicia Bárcena.

En tanto, el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva enviará un video, según señalaron los organizadores.

A diferencia de otras cumbres similares, solo la inauguración y la conferencia de prensa final serán retóricas, mientras el resto del encuentro tendrá lugar en sesiones de trabajo, en las que intervendrán expositores invitados -ajenos a este espacio- y moderadores.

En ellas se abordarán temas diversos, como la coyuntura regional, los medios de comunicación, las nuevas tecnologías en la acción política y el lawfare.

No obstante, la cita girará en torno a la propuesta de un modelo de desarrollo solidario para América latina, que será consensuado entre los presentes.

También el Grupo de Puebla emitirá declaraciones sobre temas de la actualidad latinoamericana, como las elecciones en Chile y Honduras y la situación política en Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Si bien con respecto a la crisis venezolana existe un consenso en el grupo, no sucede igual con el gobierno del nicaragüense Daniel Ortega, revelaron a Télam fuentes cercanas al encuentro.

El inmenso salón Ciudad de México, el más grande de todo el hotel, será el protagonista durante estos días del debate entre las más de 150 figuras progresistas de América latina, el Caribe y Europa que participarán del encuentro, que culminará el próximo miércoles.

Fuente: Télam

Te puede Interesar:

Deja un comentario